17 Ago

El futuro de la impresión digital y offset hasta 2022

El sector de la impresión digital y offset está atendiendo a tantos cambios en los últimos años que para poder hacer predicciones, hay que analizar muy bien todas las variables que entran en juego. Uno de los informes más relevantes de la industria es el que realiza Smithers Pira, compañía inglesa especializada en packaging e impresión. 

The Future of Digital vs Offset Printing to 2022 hace una radiografía exhaustiva acerca de cuáles serán las tendencias que marcarán el ritmo del mercado. El dossier completo puede descargarse previo pago, pero en este artículo nos gustaría anunciar algunos de los pronósticos que, en base a estadísticas y datos constatados, se señalan en el informe. 

 

The-Future-of-Digital-vs-Offset-to-2022-Listing-Image

 

El futuro de la impresión digital frente a Offset en 2022 predice que:

  • La impresión digital va a ser testigo de su crecimiento más rápido en el periodo que abarca 2017-2022. 
  • La impresión offset, que había sido dominante anteriormente, disminuirá su poder en términos de valor.
  • La flexografía, sistema de impresión utilizado en el ámbito del packaging, tendrá un crecimiento y expansión muy moderado. 

 

No cabe duda de que en el presente, la impresión offset sigue dominando el sector en lo que se refiere a número total de páginas impresas. No obstante, aunque en 2022 se espera que aún siga teniendo una representación importante, habrá visto reducida su presencia en favor de las oportunidades y valor añadido que ofrece la impresión digital. 

Los motivos principales de este cambio de paradigma tienen que ver con el avance de las tecnologías. Los nuevos equipos digitales llegan al mercado ofreciendo grandes innovaciones a un coste sensiblemente menor. Esto provoca que la impresión digital resulte mucho más rentable que la impresión analógica tradicional. Tanto las compañías, como los particulares al frente de un negocio de impresión apuestan por este tipo de equipos ya que, aparte de los beneficios mencionados, les permite optimizar al máximo sus flujos de trabajo. Todo esto se traduce en un mejor servicio a un precio más competitivo. 

Tal como refleja el informe, en los próximos años viviremos la transformación continua de la impresión analógica a la digital. Desde que se introdujo en la década de los 70 y se afianzó una treintena de años más tarde, la impresión digital se ha desarrollado considerablemente. A medida que los usuarios finales invierten cada día más en tecnología para mejorar su calidad de vida, el sector ha ido identificando nuevos nichos de mercado para poder impulsar una mayor adopción basada en la calidad, fiabilidad y productividad de los sistemas. 

Por último, señalar que uno de los mayores desafíos a los que se enfrentará la industria de la impresión es a la mejora sustancial de la calidad de las tintas. Por ser un elemento esencial, los departamentos de I+D invertirán una gran parte de sus recursos en fomentar nuevas mejoras que permitan una experiencia de impresión excelente. 

 

 

Deja un comentario